Explicación de las visas de no inmigrante

Descripción general de una visa para EEUU

Hay varias visas de no inmigrante disponibles para visitas temporales a EEUU. Aquellos que buscan ciertos tipos de visas de no inmigrante o residencia permanente deben solicitar específicamente ese estatus. Las opciones de visa de no inmigrante varían en función de la nacionalidad, las circunstancias particulares y las autorizaciones de seguridad.

Este artículo ofrece una descripción general básica para los turistas y viajeros de negocios; algunas disposiciones del TLCAN que afectan a los ciudadanos canadienses y mexicanos, el programa de exención de visa disponible principalmente para europeos; las visas de empleo H-1B disponibles para un número limitado de profesionales; las visas L-1 para trasladados dentro de una misma compañía desde oficinas en el extranjero; y algunas otras visas especiales.

En todos los casos, hay que hacer una distinción inicial entre el proceso de emisión de visas en el extranjero y la entrada a EEUU. Hay dos pasos para entrar a Estados Unidos como extranjero procedente de la mayoría de los países para los que Estados Unidos requiere visa, comenzando con la solicitud y la emisión en el consulado o embajada en el extranjero y la posterior entrada a EEUU y la autorización y admisión por parte del Departamento de Seguridad Nacional en la frontera o aeropuerto.

Lo primero que un solicitante de una visa temporal de negocios B-1 o de una visa temporal de turismo B-2 debe demostrar al funcionario consular es que tiene residencia en ese país, que no tiene intenciones de abandonarlo y que quiere visitar EEUU temporalmente por negocios o por placer. Los solicitantes de visas B deben presentar los formularios DS 156 y 157, un pasaporte preferiblemente válido durante un mínimo de seis meses después del final de su estadía prevista en EEUU, las fotos requeridas y los costos exigidos. Además deben demostrar que tienen un empleo permanente, conexiones comerciales o financieras significativas y vínculos familiares estrechos o asociaciones sociales o culturales que indiquen un fuerte incentivo para regresar al país de origen. Por último, deben demostrar que disponen de fondos suficientes para mantenerse durante la estadía en EEUU.

Específicamente, la elegibilidad para la visa B-1 se determina en función de si la persona viaja para realizar actividades empresariales y no a trabajar para terceros. Dependiendo de los calendarios de reciprocidad de visas y de los acuerdos entre Estados Unidos y el país de origen, la visa puede expedirse por un período de hasta 10 años, con posibilidad de múltiples entradas (la información más actualizada sobre visas de cada embajada y consulado de EEUU, se encuentra en la Internet en http://usembassy.state.gov/). Una vez expedida la visa, el visitante pasa a estar sujeto al programa “US Visit” y un funcionario de fronteras le tomará las huellas dactilares al entrar a EEUU. Dicho funcionario tiene la facultad de aprobar o rechazar la admisión del titular de la visa, y le puede conceder hasta 6 meses de admisión si entra por placer y hasta 1 año si entra por negocios, con posibles prórrogas.

Algunos usos de la visa B-1 incluyen ministros religiosos en giras evangélicas; miembros de la junta directiva de empresas estadounidenses; empleados de compañías aéreas extranjeras que no pueden optar por la clasificación de visa E-; empleados personales o domésticos de empleadores no inmigrantes con visas H-1 y L-1 y de ciudadanos estadounidenses que residen en el extranjero o que van a vivir temporalmente en EEUU; determinados atletas profesionales; inversionistas que buscan invertir en EEUU; determinados conductores de camiones comerciales; y, en el sector de la construcción, solicitantes que vienen a EEUU para supervisar o entrenar a otros trabajadores que realizan trabajos de construcción. En general, bajo el TLCAN, los canadienses pueden entrar a EEUU como visitantes B-1 o B-2 sin visa; sin embargo, los requisitos subyacentes de este estatus, tal como la exigencia de intención de no inmigrar y las limitaciones de estadía y las actividades permitidas dentro de EEUU, permanecen constantes.

El Programa de Exención de Visa ofrece una excepción a la prohibición de la Ley de Inmigración y Naturalización de admitir a un extranjero que no tenga una visa válida. Este programa autoriza al Fiscal General, en consulta con el Secretario de Estado, a eximir del requisito de una visa válida de no inmigrante a los visitantes de negocios o de placer que deseen entrar a EEUU por un período no superior a 90 días. A partir del 12 de enero de 2009, se requiere una aprobación válida del Sistema Electrónico de Autorización de Viaje (ESTA) para que los participantes en el Programa de Exención de Visa (VWP) puedan viajar a Estados Unidos. El ESTA del Departamento de Seguridad Nacional es un sistema gratuito automatizado que se utiliza para determinar la elegibilidad para viajar a Estados Unidos en el marco del VWP. Solicita la misma información que el formulario I-94W que los viajeros del VWP llenan en camino a Estados Unidos. Las solicitudes de ESTA pueden presentarse en cualquier momento antes del viaje y generalmente tendrán validez hasta por dos años y por  múltiples entradas. Actualmente, 35 países pueden acogerse al Programa de Exención de Visa:

Alemania, Andorra, Australia, Austria, Bélgica, Brunéi, Corea del Sur, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Japón, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Mónaco, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, San Marino, Singapur, Suecia y Suiza. Este programa también permite estadías temporales de negocios y de placer hasta de 90 días para visitas de placer o para realizar transacciones comerciales que no supongan un empleo remunerado. Sin embargo, tal vez sin saberlo, estas personas renuncian a muchos derechos importantes, como el derecho a una audiencia sobre admisión y prórrogas, solicitudes de cambio de estadía y las solicitudes de ajuste de estatus (a otro estatus de no inmigrante o incluso de inmigrante) con la excepción de “familiares directos”. Sin embargo, el Programa de Exención de Visa tiene sus ventajas porque evitan las investigaciones previas y los posibles retrasos en la expedición de las visas.

Las visas H-1B pueden expedirse por un período inicial de tres años, con posibilidad de prórrogas hasta de seis años (a veces por más tiempo cuando hay solicitudes pendientes de residencia permanente relacionadas con negocios) para ocupaciones especializadas cuando el extranjero (también llamado “beneficiario”) cumple con los requisitos. Esta es la categoría de visa que ha sido más modificada por las leyes y, lo que antes era un asunto sencillo, se ha convertido en un proceso complejo y competitivo en el que los extranjeros calificados compiten por una cantidad muy limitada de visas. El proceso de presentación implica tres pasos: 1) Presentar una solicitud en la oficina local del Departamento de Trabajo para determinar el salario predominante, 2) Presentar un certificado de condiciones laborales (formulario ETA 9035) en la oficina local del Departamento de Trabajo, que certifica que el salario ofrecido está dentro del salario predominante, y 3) Presentar la solicitud en la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración, utilizando el formulario I-129 H, un formulario que ha sido modificado recientemente y permite la presentación en línea (“E-Filing”). El tiempo de tramitación puede llegar a ser de 6 meses, a menos que se solicite el Procesamiento Premium (Formulario I-907), por el que el solicitante paga US$1,000 más por un tiempo de tramitación acelerado de 15 días.

El estatus H-1B difiere de las visas B-1/B-2 y del Programa de Exención de Visa, en que no requiere que se mantenga residencia en el extranjero; una empresa puede solicitar visa para su propietario bajo esta categoría; el empleador debe mantener registros abiertos para inspección y estar dispuesto a pagar los costos razonables de transporte de regreso al lugar de origen de un empleado que sea despedido. El empleador debe comenzar a pagar el salario predominante aprobado o un salario mejor, dentro de los 30 días siguientes a la entrada a EEUU o dentro de los 60 días siguientes a la presentación de la solicitud de cambio de estatus para un extranjero cuya petición se hizo en EEUU. El puesto de trabajo debe ser permanente. Algunos ejemplos de peticiones H-1B aprobables son las de contadores, analistas financieros, arquitectos, ingenieros, analistas de sistemas, analistas de investigación de mercados y analistas empresariales, a diferencia de las peticiones para gerentes y secretarias.

Existen algunas excepciones y legislación especial para los ciudadanos de Singapur, Chile y Australia; sin embargo, no se tratan en este artículo.

El estatus de visa de persona transferida dentro de una misma compañía puede ser otorgado para ejecutivos, gerentes y empleados con conocimiento especializado de empresas extranjeras que tengan empresas relacionadas en EEUU. En virtud de la Sección 101 (a) (15) (L) de la Ley de Inmigración y Naturalización, un extranjero que en los tres años anteriores haya estado empleado en el extranjero durante un año continuo por una organización que reúna los requisitos, puede ser admitido temporalmente en EEUU para ser empleado por una empresa matriz, sucursal, afiliada o filial de ese empleador, en calidad de directivo o ejecutivo, o en un cargo que requiera conocimientos especializados. Esta categoría no exige necesariamente que el beneficiario posea una licenciatura o su equivalente en EEUU, y los requisitos salariales son flexibles siempre que la empresa estadounidense solicitante sea una organización que reúna los requisitos y el beneficiario pueda demostrar que ha trabajado en el extranjero con la organización que reúne los requisitos durante un año continuo en los tres años anteriores.

Una cuestión que debe abordarse es si una organización es una “organización que cumple los requisitos”, es decir, una empresa, corporación u otra entidad jurídica estadounidense o extranjera que sea “matriz” (una empresa, corporación u otra entidad jurídica que tiene la filial en cuestión, “sucursal” (una división u oficina operativa de la misma organización alojada en una ubicación diferente), “filial” (una empresa, corporación u otra entidad jurídica de la que una matriz posee, directa o indirectamente, más de la mitad de la entidad y la controla; o posee, directa o indirectamente, la mitad de la entidad y la controla; o posee, directa o indirectamente, el 50% de una empresa conjunta 50-50 y tiene el mismo control y poder de veto sobre la entidad; o posee, directa o indirectamente, menos de la mitad de la entidad, pero, de hecho la controla); “subsidiaria” (una de dos filiales que son propiedad y están controladas por la misma empresa matriz o persona física, o una de las dos entidades jurídicas que son propiedad y están controladas por el mismo grupo de personas físicas, cada una de las cuales posee y controla aproximadamente la misma parte o proporción de cada entidad, o en el caso de una empresa organizada en EEUU para prestar servicios de contabilidad junto con servicios de gerencia y/o consultoría y que comercializa sus servicios de contabilidad bajo un nombre reconocido internacionalmente en virtud de un acuerdo con una organización coordinadora mundial que es de propiedad y está controlada por las empresas de contabilidad que son sus miembros, una empresa (o una organización similar) organizada fuera de EEUU para prestar servicios de contabilidad se considera una filial de la sociedad estadounidense si comercializa sus servicios de contabilidad con el mismo nombre reconocido internacionalmente en virtud del acuerdo con la organización coordinadora mundial de la que también es miembro la empresa estadounidense).

Los directivos y ejecutivos de organizaciones que reúnen los requisitos necesarios pueden ser trasladados a EEUU bajo la categoría L-1A, y las personas especializadas que posean una licenciatura o su equivalente en EEUU pueden ser trasladadas bajo la categoría L-1B. Sin embargo, la Ley de Reforma de Visas L-1 de 2004 ha introducido una modificación reciente en la normativa, según la cual un extranjero que vaya a desempeñar una función que implique conocimientos especializados con respecto a un empleador a efectos de la sección 101(a)(15)(L) y que vaya a estar asignado principalmente al lugar de trabajo de un empleador que no sea el empleador solicitante o su afiliada, filial o matriz, no podrá ser clasificado de acuerdo con la sección 101(a)(15)(L) si será controlado y supervisado principalmente por dicho empleador no afiliado; o la colocación del extranjero en el lugar de trabajo del empleador no afiliado es esencialmente un acuerdo para proporcionar al empleador no afiliado mano de obra para contratar, en lugar de una colocación en relación con el suministro de un producto o servicio para el que se necesitan conocimientos especializados específicos para el empleador solicitante.

Una de las ventajas de esta categoría de visa es que fomenta la inversión y permite a una organización calificada trasladar a Estados Unidos a un directivo, ejecutivo o persona con conocimientos especializados, para abrir una nueva oficina. Si la petición indica que el beneficiario viene a Estados Unidos como gerente o ejecutivo para abrir o ser empleado en una nueva oficina, el peticionario debe presentar pruebas de que se han obtenido los locales físicos suficientes para albergar la nueva oficina; que el beneficiario ha sido empleado durante un año continuo en el período de tres años anterior a la presentación de la petición, en una capacidad ejecutiva o gerencial y que el empleo propuesto implicaba su autoridad ejecutiva o gerencial sobre la nueva operación; y que la operación prevista en Estados Unidos, dentro de un año de la aprobación de la petición, sustentará una posición ejecutiva gerencial. Si el beneficiario es propietario o accionista mayoritario de la empresa, la petición debe ir acompañada de pruebas de que los servicios del beneficiario se utilizarán durante un período temporal y de será trasladado a un puesto en el extranjero una vez finalizados los servicios temporales en Estados Unidos.

La visa L-1A para personas trasladadas dentro de una misma compañía es una opción atractiva para extranjeros que desean establecer su residencia permanente en Estados Unidos, ya que les permite entrar al país y abrir una nueva oficina, y luego, al cabo de un año, si el negocio tiene éxito, solicitar la clasificación de ejecutivo multinacional que da lugar a la residencia o “tarjeta verde” a través de la empresa, sin tener que presentar una certificación laboral de extranjero para demostrar que no hay trabajadores estadounidenses disponibles.

Las solicitudes de clasificación L-1A o L-1B se presentan en el formulario I-129L, y las solicitudes de clasificación general se presentan en el I-129S. Las solicitudes para cónyuges e hijos menores de 21 años acompañantes se presentan en el formulario I-539, si los miembros de la familia están en EEUU y son elegibles para el cambio de estatus. Una vez concedido el estatus, se emite el formulario I-797. Para la emisión de la visa, la notificación original debe presentarse en original junto con una copia completa de la solicitud presentada en EEUU, en la oficina consular o embajada en el extranjero.

Otras visas útiles para no inmigrantes son las T/N para mexicanos y canadienses, limitado a 63 profesiones enumeradas; las E-1/E-2 para comerciantes de tratado/inversionistas, que requieren un tratado de comercio y navegación entre EEUU y el país de la nacionalidad del solicitante y una inversión sustancial en una empresa estadounidense; las visas para estudiantes, que al igual que las visas de turismo B-1/B-2, requieren residencia en el extranjero y vínculos con esa residencia (F-1 o M-1); las visas para extranjeros destacados y animadores (visas O y P, respectivamente); y la visa de visitante de intercambio (J-1). Para obtener la información más actualizada en esta área de la ley, que cambia constantemente, se debe consultar la Ley de Inmigración y Naturalización, el Código de Reglamentos Federales y el Manual de Asuntos Exteriores, así como los sitios web del gobierno como uscis.gov (http://uscis.gov) (Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración).